¿Habéis leído mucho esta semana? ¡Vamos a por algo diferente! Esta vez os traigo Tokio blues de Haruki Murakami. Estaba deseando escribir esta entrada y compartir con vosotros uno de mis autores favoritos. Además, si os gusta la música –especialmente el jazz–, disfrutaréis mucho leyéndola. Pero no me malinterpretéis, la novela no va de música, pero sí tiene menciones a diferentes canciones. Os doy un pequeño consejo: leedla mientras escucháis las canciones que nombra, ¡es fantástico!

Haruki Murakami no es un autor normal y sus novelas e historias tampoco lo son, pero te aseguro que no te arrepentirás de leerlo. Tokio blues es una historia triste pero a la vez fresca y viva. Una de las cosas que más me llamó la atención al empezar a leer el libro fue la fluidez del texto, cómo se mueven sus palabras y, sobre todo, las imágenes que crea con ellas. Esta novela ha creado en mi mente imágenes que no se me borrarán nunca, imágenes nítidas, claras, como si las hubiera vivido yo misma.

Como ya he mencionado, no se trata de una historia feliz, pero creo que es ese detalle el que la hace todavía más penetrante e impactante. Tokio blues narra la historia de Watanabe, un joven japonés, que al escuchar una canción de los Beatles recuerda su juventud en Tokio. Recuerda a Naoko, la novia de su mejor amigo –quien se había suicidado años antes–. Locura, amor, muerte y sexo envuelven la vida de Watanabe y esta novela.

No se trata de un libro que devoras por el simple hecho de averiguar qué pasará, llega un punto en el que sabes que eso no es lo importante. Lo devoras porque te atrae la atmósfera que es capaz de crear, conectas con él y, de alguna manera, llegas a sentirte como si estuvieras dentro del libro. ¿Acaso no es eso lo más importante en literatura?

Puede que esta conexión solo la sienta yo, puede que no, pero, ¿no te apetece descubrirlo?

Si quieres comprar el libro, aquí te dejo el enlace de Amazon.es y de La Casa del libro:

Mi frase favorita de Tokio blues:

Con el paso del tiempo, esta masa empezó a definirse. Ahora solo puedo traducirla en las siguientes palabras: «La muerte no existe en contraposición a la vida sino como parte de ella».

Tokio blues – Haruki Murakami

Espero que esta lectura de Tokio blues de Haruki Murakami os haya abierto el apetito lector. Recuerda que puedes contarme tu opinión en mis redes sociales.

¡A leer!