Reseña de «Una habitación propia» de Virginia Woolf

Como no podía ser menos, la primera entrada de este blog tenía que ser la reseña de Una habitación propia de Virginia Woolf. El título de esta novela –como ya os habréis dado cuenta– es lo que da nombre a nuestro blog, ya que es una de mis favoritas. ¡Ahora averiguaréis por qué!

Empecemos por el principio. Virginia Woolf fue una escritora británica ampliamente reconocida en el mundo de la literatura. Sin embargo, considero que no es suficientemente leída y por ello creo que es fundamental comenzar con la reseña de este libro. Una habitación propia, cuyo título original es A room of one’s own, es un ensayo feminista escrito en 1928 y publicado en 1929. Recopila una serie de conferencias dedicadas al papel de la mujer en la sociedad de su época –no tan distinta a la que tenemos hoy en día–.

Se trata de un ensayo corto, fácil de leer pero con una delicadeza que muchos autores querrían tener. La palabra en manos de Woolf fluye ágil e interpela directamente al lector. Te hace cómplice de su discurso y consigue que sus frases resuenen en tu cerebro por mucho tiempo.

Se trata de un libro amable, respetuoso e increíblemente reivindicativo. Por ello este libro es tan importante; la calidad formal de su discurso hace que su fondo atraviese e impacte al lector. Esto Virginia Woolf lo consigue gracias a una técnica literaria que maneja de forma maestra: el monólogo interior. Esta técnica consiste en plasmar los pensamientos de un personaje en el papel, como si nos estuviéramos sumergiendo en los propios pensamientos de la autora. Por ello considero este libro un perfecto punto de partida para profundizar en la teoría feminista. ¿A qué estás esperando?

Si te animas a ello, déjame recomendarte una edición preciosa, la edición que usé yo para leerla. Se trata de la publicada por la editorial Austral –aquí te dejo una foto–. Te aseguro que disfrutarás tanto del interior como del exterior. Pinchando en la imagen de abajo podrás comprarlo directamente.

Mi frase favorita de Una habitación propia:

No cabe duda de que la literatura isabelina hubiera sido muy distinta si el movimiento feminista hubiese empezado en el siglo dieciséis y no en el siglo diecinueve.

Una habitación propia – Virginia Woolf

¿Cuál es tu frase favorita?

Este libro se ha reseñado, comentado y analizado en muchas ocasiones pero he querido plasmar mi propia lectura y hacer honor al título del blog. Espero que lo leáis pronto y os guste tanto como a mí.

¡A leer!

¿Te ha gustado mi reseña de Una habitación propia de Virginia Woolf? ¡Coméntame!

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *